Maestras de Ceremonias

MUCHO MAS QUE UN REGALO

MUCHO MAS QUE UN REGALO

La semana pasada recibimos un precioso centro de flores en nuestra oficina. ¡Precioso si! pero nada comparable a la emoción que nos produjo la nota que lo acompañaba. No os perdáis la fotografía.

17 de Mayo de 2014

17 de Mayo de 2014

Buenas tardes Mamen y Ana

Antes de irnos de luna de miel, Rebe y yo queríamos sacar un par de minutos para expresaros nuestra gratitud por cómo se hicieron ayer las cosas. Desde nuestro punto de vista, todo salió perfecto. Nos hicisteis pasar un rato muy especial e imposible de olvidar. Ana, muchas gracias por ayudarnos con la coordinación con los músicos para las melodías y con la organización. Mamen, gracias por hacer divertido ese momento sensiblón que nos dió a Rebe y a mi. Todos los invitados alabaron cómo fue la ceremonia en cuanto al tono del discurso, duración, organización.. todo perfecto.

Muchísimas gracias a ambas.

Un beso muy fuerte de Rebe y Luis

NO LO PUEDE HACER CUALQUIERA

NO LO PUEDE HACER CUALQUIERA

Ninguna pareja se plantearía encargar el menú de boda a un amigo o familiar que no se dedicase profesionalmente a la restauración. Ninguna novia le encargaría su vestido a quien no tuviese experiencia en confección. ¿Y qué decir del peinado y maquillaje? Una mujer sólo deja esos detalles tan importantes a personal cualificado, sean o no de su entorno. Entonces ¿Por qué dejamos que nuestra ceremonia la organice nuestro primo, o esa amiga a la que le encanta hablar en público, o al funcionario que le ha tocado en agenda? La ceremonia es el "leitmotiv" de todo el día de vuestra boda, y trabajamos, nada menos que con las emociones. Sólo un profesional del control emocional y de la organización de bodas, puede hacerla inolvidable. No os la juguéis con algo tan fundamental y recordado por todos.

UNA CEREMONIA CIVIL DE GRAN NIVEL

UNA CEREMONIA CIVIL DE GRAN NIVEL

Cuando el porcentaje de ceremonias civiles supera desde hace algunos años al de ceremonias religiosas, plantearse celebrar el acto civil de forma más sobria por el hecho de ser laico, no tiene mucho sentido. Desde la decoración, hasta el protocolo, pasando por supuesto por el vestido de la novia y la música, deben ser tan importantes como el de un acto religioso. La diferencia, entre unas ceremonias y otras las marcan 2 cosas: Los novios- que son los que tienen que elegir el estilo de la misma- y el contenido. Una celebración que pone en valor los artículos del código civil por encima del compromiso vital de la pareja, nunca resultará tan importante y emotiva, como aquella en la que se trabaje a conciencia el momento de los desposorios.